El Cártel Jalisco, un escuadrón de la muerte, los Beltrán Leyva… los enemigos que amenazan a los hijos de “El Chapo”

Desde que su padre fue extraditado a Estados Unidos, los hijos de Joaquín «El Chapo» Guzmán Loera quedaron en una posición vulnerable dentro y fuera del Cártel de Sinaloa.

Los enemigos de la organización criminal buscan apropiarse de la codiciada plaza de Sinaloa, el centro de operaciones del cártel, y al interior del grupo, aunque cuentan con el apoyo del nuevo cabecilla, Ismael «El Mayo» Zambada, hay otras células que se han revelado contra los llamados «Chapitos» o «Los Menores» –Iván Archibaldo, Jesús Alfredo y Ovidio.

El primero en la lista es su tío, Aureliano Guzmán Loera, «El Guano», quien siempre vivió a la sombra de «El Chapo» y ahora se reclama como el verdadero heredero de la organización criminal.

«El Guano» ha sido señalado por el gobierno federal como el principal operador del robo de gasolina en Guamúchil, Sinaloa y en el municipio de Angostura. Esta acompañado por un grupo de crueles sicarios que en el pasado trabajaban para su hermano.

Ahí inició la pelea con los hijos de Joaquín Guzmán. A pesar que del robo de gasolina se obtenía mejores beneficios económicos que del tráfico de estupefacientes, las ganancias eran millonarias sin invertir, ni arriesgar nada.

Los Chapitos han intenta también ingresar en el negocio del huachicol, pero se ha encontrado con la resistencia del Guano, además de que ambos bandos se disputan el control de la región centro y norte de Sinaloa.

Otro frente es el que tienen abierto con los remanentes del Cártel Beltrán Leyva, antiguos aliados y familiares de los Guzmán que mantienen operaciones en una parte de Sinaloa, Sonora, Baja California Sur, Aguascalientes, Morelos y Guerrero.

La guerra es en particular con el grupo de Alfredo Beltrán Guzmán, hijo de Alfredo Beltrán Leyva «Mochomo» (detenido en 2008, extraditado a Estados Unidos en noviembre de 2014 y), y primo de los Chapitos.

La división entre los Beltrán Leyva y «El Chapo» se dio en 2008 cuando acusaron a Guzmán Loera de haber entregado a las autoridades información que llevó al abatimiento y a la captura de los cabecillas de la organización. La rivalidad se intensificó tras la muerte de Ernesto Guzmán Hidalgo, abuelo de Alfredo, presuntamente a manos de un grupo encabezado por «El Guano».

En represalia, el «Mochomito» habría encabezado una incursión a la zona serrana de Badiraguato en junio de 2018 y atacado la casa la madre de Guzmán Loera en el poblado de La Tuna y en su lista estarían también los hijos del Chapo.

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) de Nemesio Oseguera «El Mencho» es otro en la lista de los poderosos enemigos de Iván Archibaldo, Jesús Alfredo y Ovidio.

Luego que «El Chapo» fuera sentenciado a cadena perpetua en Estados Unidos, «El Mencho» habría reintegrado y contratado a un escuadrón de la muerte llamado «Los 28» para cazar y aniquilar a «Los Menores».

«Los 28» se mantenían operando de manera independiente en Baja California Sur, desde donde se rentaban como sicarios del Cártel de Tijuana o de alguno de los diez grupos que operan en el interior del Cártel de Sinaloa. Ahora fueron contratados por el CJNG para realizar la búsqueda, la captura y la ejecución de los hijos de Guzmán Loera.

Desde 2016 existe una rivalidad entre «El Mencho» y los Chapitos, luego de que el primero secuestrara a Iván Archibaldo y a Jesús Alfredo en Puerto Vallarta, un territorio dominado por el CJNG, al que se les había advertido que no se acercaran.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *