MASACRE EN LA KUKA; LAS VÍCTIMAS DECÍAN SER TAMAULIPECOS

Sin tener todavía detenidos por la múltiple ejecución en el bar ‘La Kuka’, la Fiscalía General del Estado contempla que el móvil podría haber sido una confusión contra un grupo de trabajadores, quienes alardearon ser originarios de Tamaulipas en ese negocio donde se desarrollaban actividades de narcomenudeo.

En conferencia de prensa, el Fiscal General del Estado, Oscar Montes de Oca Rosales informó sobre los resultados de las investigaciones en otros tres casos, con la vinculación a proceso contra dos detenidos por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual, la captura de tres presuntos responsables de la ejecución de una mujer en el Arco Vial y la detención de un probable implicado en el asesinato de un empresario en la avenida Tulum.

“En lo que respecta al multihomicidio ocurrido el día viernes, en un bar ubicado en la avenida López Portillo, queremos informar que probablemente participaron cuatro sujetos, tres de ellos portaban armas cortas y uno de ellos un arma larga, quienes amagaron al empleado de seguridad que se encontraba en la entrada e ingresaron de inmediato y dispararon contra un grupo de siete personas que ocupaban una mesa, posteriormente dispararon a otros clientes”, explicó Oscar Montes de Oca.

El saldo fue de cinco muertos y cinco lesionados, en el ataque contra el bar La Kuka, ubicado en la avenida López Portillo, en la Supermanzana 60. Los heridos continúan recibiendo atención médica, dos de éstos se encuentran en estado de gravedad.


“El ataque fue dirigido hacia este grupo de personas, originarias en su mayoría del estado de Tamaulipas, por lo que se está analizando su entorno laboral y social para determinar el motivo de su presencia en la entidad, aunque se han recabado entrevistas de que se trata de un grupo de empleados dedicados a la construcción”, agregó.

El Fiscal mencionó que tienen conocimiento que en el lugar se realizaban actividades de narcomenudeo y una de las hipótesis es que fueron los ahora occisos fueron confundidos con narcomenudistas de otro grupo, mientras continúan las investigaciones.

En la intervención de las corporaciones policíacas, el gerente del bar La Kuka fue detenido por el delito de portación de una pistola, la cual utilizaba para defenderse y no se encuentra relacionado con la múltiple ejecución. El gerente fue detenido junto con dos bailarinas la noche del viernes, cuando se retiraba del lugar y será puesto a disposición de la Fiscalía General de la República por el delito de violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *